Medición de longitud y velocidad sin contacto físico

¿ Por que medir sin contacto físico ?
Este sensor óptico, abren nuevas perspectivas en el control de calidad y
en procesos de automatización industriales. Ahora se puede medir la
longitud y velocidad con una precisión excepcional y sin contacto físico,
evitando los métodos tradicionales con sus inconvenientes mecánicos,
deslizamientos y desgastes  normales. Además podemos medir ahora
bajo condiciones en las que por razones mecánicas o
medioambientales hasta ahora era no era posible.
El
VLM250 de EURO AUTOMATION es un sensor excepcionalmente
robusto y fiable y probado en todo tipo de ambientes industriales
incluyendo los mas duros conocidos.
El VLM250 mide largos y velocidades sin contacto sobre cualquier tipo
de material  y sus distintos  interfaces de comunicación y salidas
permiten integrarlo óptimamente en los procesos de automatización y
control de procesos y calidad en las mas variadas aplicaciones
industriales.
El VLM250 con su garantía de 36 meses es otro indicativo de la calidad
de este sensor.

Sensor semiconductor moderno
La alma del VLM250 es un semiconductor óptico en forma de chip.
Funciona como una reja óptica según un sistema diferencial. El sensor
detecta el movimiento del material y genera a través de la modulación
de la reja una frecuencia proporcional a la velocidad. Basándose en
esta frecuencia el sensor calcula la velocidad y longitud del material
pasante. Para iluminar el material a medir el sensor dispone de una
fuente de luz halógena. Cambios en las propiedades de la superficie
del material a medir no afectan el sistema de medición.  La luz foránea
es suprimida por el propio sistema electrónico.

Robusto y preciso
El sensor VLM250 se caracteriza por su robusta construcción que le
hace idóneo par trabajar en entornos industriales duros y facilitando la
medición de velocidad y longitud sin contacto físico en un amplio rango
de procesos industriales. Se consigue así una alta dinámica de
medición y precisión.

Poco mantenimiento
La medición sin contacto físico del sensor VLM250 no solo consigue
trabajar mas preciso que los sistemas por contacto convencionales
sino que tampoco existe el desgaste mecánico habitual en sistemas
clásicos. El único mantenimiento que exige el VLM250 es el cambio de
la bombilla halógena en intervalos preestablecidos, un coste mínimo.
Para alargar aun mas estos intervalos el diseño del VLM250 prevee la
instalación de bombilla LED cuando este disponible, incluso en los
modelos funcionando hace años sin problemas.
El sistema de medición también evita daños al material que se esta
fabricando por contacto físico.

Flexible y polivalente
El VLM250 es autónomo. El sensor, la iluminación, el tratamiento de la
señal y la alimentación están integrados en la unidad. El diseño digital
del sistema facilita al usuario varias opciones garantizando flexibilidad
en la aplicación. Los interfases facilitan la integración en procesos,
maniobras y sistemas de recopilación de datos ya existentes. El
VLM250 es fácil de programar, ajustar y calibrar.

Varias Opciones
Las múltiples opciones hacen el VLM250 aún más versátil:
Contadores e indicadores
Salida analógica
Interfases digitales
Sistema de limpieza de óptica
Barrera láser
Reloj tiempo real
Reconocimiento sentido de giro
Accesorios de montaje
Caja de protección y enfriamiento
Versiones especiales

Datos técnicos
Rango de velocidad                             de 0,5 hasta 3.000 m/min*
Diferente distancias de medición     p.ej.: 170, 185, 240, 330 mm*
Desviación medición s/DIN 1318     0,05 %*
Repetibilidad                                         0,02 %
Detector                                                 CCD de línea
Fuente de luz                                         Luz  halógena
Fuente alimentación                          230 VAC, opcional 115 VAC o 24 VDC
Consumo                                             < 50W
Rango de temperatura                       0 a 50° C
Protección                                             IP 65
Dimensiones (sin conexiones)        360 x 160 x 90 mm *
                                                        * s/configuración
Ventajas y aplicaciones
El VLM250 no impone condiciones especiales a la estructura superficial
del material a medir.
Las mediciones se pueden hacer igual de precisas sobre las
estructuras de carácter periódico como en  textiles así como superficies
de carácter estoquásticas como se dan en  metales, madera, goma o
papel.

Ventajas
Sin contacto físico
Sin deslizamiento ni desgaste
Independiente del material
Robusto y preciso
Económico
Insensible a la suciedad
Varios interfases
Fácil instalación
Referencia estable con vida prácticamente ilimitada
Sin radiación láser peligrosa

Aplicaciones
Metal, papel, cartón, plástico, madera, goma
Cintas, tubos, tiras, planchas, láminas, perfiles, alambre, cable
Cortado, posicionado, localizado, monitoreo, calidad, dosificado
VLM 250, VLM 200, VLM250 ASTECH
VLM250
SENSOR VELOCIDAD y LARGO
sin contacto físico
inicio página
                consultar
nuevo modelo con luz LED
          VLM 320